Llega una de las épocas más complicadas del año para los amantes del deporte: la Navidad.

Estas fechas provocan casi pánico para muchos deportistas ante el aluvión de comidas, cenas, compromisos sociales, días festivos y excesos de comida y bebida a los que nos tendremos que enfrentar próximamente.

Algunos ya han establecido sus objetivos para la temporada 2022 y no quieren tirar por la borda la planificación y el trabajo hecho hasta el momento.

Es nuestro caso: el año que viene estaremos en triXilxes #sindrafting y no queremos despistarnos durante estas semanas. Así que de la mano de una de las mejores pruebas de España, vamos allá con unos consejos para perder la forma durante esta Navidad:

Entrena por la mañana

Para muchos deportistas madrugar para entrenar supone todo un reto. Cuando hay que hacerlo por obligación, porque tenemos que ir a trabajar o a llevar a los niños al cole, no queda otra; pero poner el despertador antes de tiempo para enfrentarse a unas series no es nada fácil. Menos aún con la llegada del frío.

Pero el esfuerzo merece la pena, porque entrenar por las mañanas tiene algunos beneficios: entre ellos la tranquilidad de haberte quitado el entrenamiento y no condicionar el resto del día.

Si ya has cumplido a primera hora, da igual la comida o el café que te surja después. Podrás sumarte a la “fiesta” con la absoluta tranquilidad de llevar los deberes hechos.

Si viajas, organiza tus entrenamientos

Durante estas fechas son muchas personas las que aprovechan para hacer una escapada o visitar a la familia durante unos días. Si es tu caso, planifica tus entrenamientos con tiempo y hazlo teniendo en cuenta las posibilidades y limitaciones.

Si vas al pueblo, con la familia, quizá puedas llevarte material para cumplir con la planificación allí.

Si vas a hacer una escapada turística, organiza tus descansos o tus sesiones más “fáciles” para que caigan en estos días. Quizá no sea lo suyo ir a París a hacer 100 kilómetros de bici, pero correr una hora disfrutando de la ciudad no es algo disparatado.

Ponte algún objetivo

El mes de diciembre suele estar plagado de competiciones en numerosos rincones de nuestra geografía: San Silvestres, carreras populares, carreras de empresas, cronoescaladas, etc.

Si revisas el calendario seguro que tienes algún evento cerca de casa que te puedas fijar como objetivo. Tener una meta a corto plazo te ayudará a evitar ciertas tentaciones y comprometerte más con la planificación y los entrenamientos.

Sé flexible

La cantidad de “compromisos” sociales que surgen en estos días trastocan nuestro calendario y nuestra preparación. Por eso debemos aprender a ser flexibles.

Adapta los entrenamientos, si es necesario, de manera que no tengas que renunciar por completo. Por ejemplo, si no tienes tiempo (o ganas) para un entreno largo, acórtalo y hazlo más intenso. ¡Todo suma!

Únete a otros compañeros

Cuando quedamos con algún amigo o compañero de entrenamientos, las posibilidades de escaquearse se reducen. Si somos responsables probablemente nos dé palo dejar tirado a alguien con quien hemos quedado.

Por eso cuadrar entrenamientos con otras personas es un gran gancho para mantenernos activos durante estas fechas complicadas.

Foto: Jose Carlos Muñoz

No abuses

Sí, sabemos que es más fácil decirlo que llevarlo a cabo, pero tenemos por delante una época con muchísimos momentos para disfrutar, comer y beber como no lo hacemos en otros días.

Sé responsable y no abuses, disfruta de cada momento pero con sentido común y sin excederte como si fuera el último día de tu vida.

Probablemente puedas estar en todas esas fiestas y cumplir con lo planeado si logras establecer unos límites. Pero si te excedes, al día siguiente no serás capaz ni de poner un pie en el suelo.

Si has tomado nota y sigues nuestras recomendaciones, perder la forma en Navidad ya no supondrá un problema para ti.

Ir a la barra de herramientas